Welcome to Comunidad 100% Cristiana

Autor Tema: Salpingoclasia  (Leído 3475 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Martes 20 de Oct, 2009, 09:24:47 am
  • Moderador
  • *
  • Mensajes: 4,681
  • Reputation: +169/-0
  • Sexo: Masculino
  • De un hijo de Adan al servicio del Gran León
    • Email
La salpingoclasia es un método de esterilización femenina irreversible, en el cual se cortan y sellan las trompas uterinas para evitar el encuentro del espermatozoide con el óvulo, impidiendo así la fecundación.

Cabe destacar que este método no provoca efectos adversos a la salud o alteraciones a la sexualidad, tampoco interfiere en absoluto con la producción hormonal de la mujer.

Principalmente las mujeres que ya tuvieron el número de hijos deseado recurren a esta intervención quirúrgica.

Sin embargo se debe pensar dos veces antes de realizarse esta operación debido a que es definitiva y solo un 1% de las mujeres logra hacerse la reversión de la salpingoclasia obteniendo resultados positivos posteriormente.

Hay dos técnicas para realizar la salpingoclasia: minilaparatomía y laparoscopía; la primera consiste en hacer pequeña incisión en abdomen para localizar las trompas, posteriormente se extrae una porción de ellas y se sellan sus extremos. Para poner en práctica el segundo procedimiento, se requiere introducir dióxido de carbono o gas de óxido nitroso para crear un espacio entre intestinos y abdomen, después, se incorpora por debajo del ombligo fino aparato llamado laparoscopio, que es un tubo delgado (del tamaño de una pluma estilográfica) de acero inoxidable provisto de fibra óptica que ilumina la zona a tratar y proporciona al médico buena visión de los órganos pélvicos. Debajo de la primera incisión se practica otra del mismo tamaño para introducir instrumentos que cortan y coagulan las trompas mediante corriente eléctrica.

Cabe destacar que con los laparoscopios más recientes sólo se necesita hacer una incisión, la cual le permite al cirujano observar los órganos pélvicos y efectuar la intervención al mismo tiempo; además, como ventaja adicional el proceso es breve y prácticamente no deja cicatrices visibles.

Ahora bien, es importante saber que la ligadura de trompas posee índice de fracaso igual o menor a 1%, pues se ha visto que en ciertos casos se reestablece conexión de los conductos, lo que normalmente se debe a errores durante la cirugía o haber usado equipo médico defectuoso.

Por otra parte, no debemos pasar por alto otra cuestión que suele ser motivo de inquietud y duda entre las mujeres: la posibilidad de restaurar las trompas para volver a procrear. En estos casos puede efectuarse la llamada cirugía reversible, pero debe tenerse presente que la mayoría de las veces no devuelve la fertilidad.

Obtenido de "http://es.wikipedia.org/wiki/Salpingoclasia"
Martes 20 de Oct, 2009, 11:30:12 am
Respuesta #1
  • Hombre de Gracia
  • *******
  • Mensajes: 1,412
  • Reputation: +12/-0
  • Sexo: Masculino
  • Arrodillado constantemente
gracias bro, enserio, pero un consejo no te fies mucho de wikipedia que se puede editar
La prueba más evidente de saber que el diablo existe, es que somos imperfectos...

Martes 20 de Oct, 2009, 11:32:09 am
Respuesta #2
  • Moderador
  • *
  • Mensajes: 4,681
  • Reputation: +169/-0
  • Sexo: Masculino
  • De un hijo de Adan al servicio del Gran León
    • Email
Entonces este:

La esterilización femenina permanente, también conocida como salpingoclasia, es una cirugía a la que recurren las mujeres que ya tuvieron el número de hijos deseado; sin embargo, la decisión no debe tomarse a la ligera, ya que alto porcentaje de quienes se han sometido a ella se arrepienten dada la irreversibilidad del método.

La ligadura de trompas, como también se denomina a la salpingonclasia, es una intervención quirúrgica mediante la cual se cortan y sellan las trompas uterinas, lo que tiene como fin evitar el encuentro de óvulo y espermatozoide para evitar la fecundación. La eficacia de esta técnica rebasa el 99% y no interfiere en absoluto con la producción hormonal, menstruación o menopausia; aunque en raras ocasiones, debido a errores por parte del cirujano, se ha observado que los conductos vuelven a unirse tras la intervención.

¿Cómo?
Existen dos técnicas para realizar la salpingoclasia: minilaparatomía y laparoscopía; la primera consiste en hacer pequeña incisión en abdomen para localizar las trompas, posteriormente se extrae una porción de ellas y se sellan sus extremos. Para poner en práctica el segundo procedimiento, se requiere introducir dióxido de carbono o gas de óxido nitroso para crear un espacio entre intestinos y abdomen, después, se incorpora por debajo del ombligo fino aparato llamado laparoscopio, que es un tubo delgado (del tamaño de una pluma estilográfica) de acero inoxidable provisto de fibra óptica que ilumina la zona a tratar y proporciona al médico buena visión de los órganos pélvicos. Debajo de la primera incisión se practica otra del mismo tamaño para introducir instrumentos que cortan y coagulan las trompas mediante corriente eléctrica.

Cabe destacar que con los laparoscopios más recientes sólo se necesita hacer una incisión, la cual le permite al cirujano observar los órganos pélvicos y efectuar la intervención al mismo tiempo; además, como ventaja adicional el proceso es breve y prácticamente no deja cicatrices visibles.

Ahora bien, es importante saber que la ligadura de trompas posee índice de fracaso igual o menor a 1%, pues se ha visto que en ciertos casos se reestablece conexión de los conductos, lo que normalmente se debe a errores durante la cirugía o haber usado equipo médico defectuoso.

Por otra parte, no debemos pasar por alto otra cuestión que suele ser motivo de inquietud y duda entre las mujeres: la posibilidad de restaurar las trompas para volver a procrear. En estos casos puede efectuarse la llamada cirugía reversible, pero debe tenerse presente que la mayoría de las veces no devuelve la fertilidad.

Complicaciones
Aunque la salpingoclasia es considerada método seguro, la mayoría de las mujeres que se han sometido a esta cirugía se quejan de alteraciones en su ciclo menstrual, como aumento en el flujo sanguíneo, cólicos e irregularidad. No obstante, diversas investigaciones indican que dichas molestias pueden deberse al método anticonceptivo usado justo antes de la esterilización, por ejemplo, quienes se han administrado pastillas están acostumbradas a sangrado leve y notarán aumento cuando dejan de utilizarlas, así como cólicos.

Asimismo, hay que considerar los riesgos que implica el procedimiento quirúrgico como tal, especialmente cuando es efectuado por manos poco expertas. En el caso de la minilaparatomía es posible que se ocasionen daños a la vejiga y rompimiento de vasos sanguíneos importantes; en cuanto a la laparoscopía, la complicación más seria es la perforación del intestino, lo cual puede derivar en infecciones masivas en la cavidad abdominal.

Por otra parte, también deben tenerse presentes los peligros que implica la reversión de la salpingoclasia: el pequeño número de mujeres que consiguen el regreso de la fertilidad y logran embarazarse confrontan alto riesgo de que el producto se instale en las trompas de Falopio, situación que puede ocasionar la muerte de la madre.

Como puede ver, si ya tomó la decisión de practicarse la salpingoclasia vuelva a pensarlo y hable al respecto con su pareja porque, aunque hay quienes afirmen lo contrario, no es posible revertir sus efectos sin complicaciones.

http://www.saludymedicinas.com.mx/Nota.asp?ID=891&IDC=
Miércoles 21 de Oct, 2009, 18:33:46 pm
Respuesta #3
  • Hombre de Gracia
  • *******
  • Mensajes: 1,412
  • Reputation: +12/-0
  • Sexo: Masculino
  • Arrodillado constantemente
ok gracias jeje
La prueba más evidente de saber que el diablo existe, es que somos imperfectos...