Welcome to Comunidad 100% Cristiana

Autor Tema: La María católica es falsa (Idolatría).  (Leído 786 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Domingo 19 de Jul, 2015, 10:34:35 am
  • Simpatizante
  • *
  • Mensajes: 12
  • Reputation: +0/-0
  • Sexo: Masculino
    • El Blog de Maximiliano Castagnino
La María católica es falsa (Idolatría).


La iglesia católica le ha dado tantos títulos falsos a María para enaltecerla idolátricamente que han creado un personaje falso.
He aquí algunos de esos títulos:

Inmaculada Concepción
Mediadora
Que nunca pecó en el transcurso de toda su vida.
Madre de la iglesia
Siempre virgen
Según supuestas apariciones: Corredentora (vaya blasfemia)


Refutando los títulos bíblicamente:

Si Dios pudo preservar a María del pecado original sin haber preservado del mismo a su madre, entonces del mismo modo Dios pudo haber preservado del pecado original a Jesús sin preservar del mismo a María.
Por lo tanto el dogma de la inmaculada concepción de María es innecesario.
Es ir en contra de la voluntad de Dios si le rezamos a María o a otra persona que no sea Dios.
Por otro lado no es recomendable el rezo del rosario, que además de constar de oraciones dirigidas a María es una oración repetitiva:

Mateo 6:7

“7 Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos.”
¿Es acaso María omnipresente? ¿Cómo puede pues atender a todas las oraciones que personas en todo el mundo le hacen simultáneamente?

Jesús al enseñarnos a orar dijo que nos dirigiéramos a Dios el Padre:

Lucas 11:2

“2 Y les dijo: Cuando oréis, decid: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra.”

Hay algo que sucede que es lamentable, algunos católicos creen que necesitan que María convenza a Jesús de perdonarlos porque aparentemente María es más buena que Jesús. Hay otros que confían exclusivamente en María para su Salvación.

Jeremías 17:5

“5 Así ha dicho Jehová: Maldito el varón que confía en el hombre, y pone carne por su brazo, y su corazón se aparta de Jehová.”

Con respecto al pasaje de las bodas de Caná (Juan capítulo 2), María no hizo nada espectacular, solo le pidió un favor a Jesús (pues ella seguramente era muy conocida de los anfitriones de la fiesta) y Jesús accedió, pero esto no es exclusivo de María, una simple mujer hizo algo similar:

Mateo 15:21-28

“ 21 Saliendo Jesús de allí, se fue a la región de Tiro y de Sidón.
22 Y he aquí una mujer cananea que había salido de aquella región clamaba, diciéndole: !!Señor, Hijo de David, ten misericordia de mí! Mi hija es gravemente atormentada por un demonio.
23 Pero Jesús no le respondió palabra. Entonces acercándose sus discípulos, le rogaron, diciendo: Despídela, pues da voces tras nosotros.
24 El respondiendo, dijo: No soy enviado sino a las ovejas perdidas de la casa de Israel. 25 Entonces ella vino y se postró ante él, diciendo: !!Señor, socórreme!
26 Respondiendo él, dijo: No está bien tomar el pan de los hijos, y echarlo a los perrillos. 27 Y ella dijo: Sí, Señor; pero aun los perrillos comen de las migajas que caen de la mesa de sus amos.
28 Entonces respondiendo Jesús, dijo: Oh mujer, grande es tu fe; hágase contigo como quieres. Y su hija fue sanada desde aquella hora.”

Esta mujer intercedió ante Jesús tanto como María así que en este asunto tiene el mismo mérito que María.

Por otro lado debo decir también que la Biblia prohíbe comunicarse con los muertos:

Deuteronomio 18:10-11

“10 No sea hallado en ti quien haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, ni quien practique adivinación, ni agorero, ni sortílego, ni hechicero,
11 ni encantador, ni adivino, ni mago, ni quien consulte a los muertos.”

Los creyentes que murieron viven pero para Dios (están en otro plano de la existencia). La Biblia dice que los muertos ya no tienen nada más que hacer en la Tierra:

Eclesiastés 9:5-6

“5 Porque los que viven saben que han de morir; pero los muertos nada saben, ni tienen más paga; porque su memoria es puesta en olvido.
 6 También su amor y su odio y su envidia fenecieron ya; y nunca más tendrán parte en todo lo que se hace debajo del sol.”

El caso de la aparición de Moisés y Elías en el monte de la transfiguración es una rara excepción y éstos no se presentaron allí por voluntad propia, sino que Dios los mandó a allí.

María se declara la sierva del Señor (Lucas 1:38) y declara que Dios es su Salvador, reconociendo entonces que ella era pecadora como todo ser humano.
Estas son palabras de la María bíblica:

Lucas 1:47

“47 Y mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador.”

La Biblia afirma que todo ser humano es pecador (a excepción de Cristo):

1 Juan 3:5

“5 Y sabéis que él apareció para quitar nuestros pecados, y no hay pecado en él.”

Romanos 3:10-11

“10 Como está escrito:
    No hay justo, ni aun uno;
11 No hay quien entienda,
    No hay quien busque a Dios.”

Romanos 3:23

“23 por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios,”

Jesús no le dio a María ningún lugar de privilegio en el Reino de Dios:

Mateo 12:45-50

“46 Mientras él aún hablaba a la gente, he aquí su madre y sus hermanos estaban afuera, y le querían hablar.
47 Y le dijo uno: He aquí tu madre y tus hermanos están afuera, y te quieren hablar.
48 Respondiendo él al que le decía esto, dijo: ¿Quién es mi madre, y quiénes son mis hermanos?
49 Y extendiendo su mano hacia sus discípulos, dijo: He aquí mi madre y mis hermanos. 50 Porque todo aquel que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos, ése es mi hermano, y hermana, y madre.”

Leamos lo que respondió Jesús aquí:

Lucas 11:27-28

“27 Mientras él decía estas cosas, una mujer de entre la multitud levantó la voz y le dijo: Bienaventurado el vientre que te trajo, y los senos que mamaste.
28 Y él dijo: Antes bienaventurados los que oyen la palabra de Dios, y la guardan.”
O sea que Jesús no le atribuye a María ningún mérito especial por haber sido su madre, y si le atribuye algún mérito por oír la palabra de Dios y guardarla, es el mismo mérito que recibe cualquier cristiano que oye y guarda la palabra de Dios, así que no hay motivos para la exaltación idolátrica exclusiva hacia maría por parte de los católicos.

María no cuida de la Iglesia, el pasaje bíblico utilizado para afirmar lo contrario es claro en mostrar que fue el discípulo Juan el que recibió a María en su casa para cuidar de ella y no al revés:

Juan 19:26-27

"26 Cuando vio Jesús a su madre, y al discípulo a quien él amaba, que estaba presente, dijo a su madre: Mujer, he ahí tu hijo.
27 Después dijo al discípulo: He ahí tu madre. Y desde aquella hora el discípulo la recibió en su casa."

María no tuvo por qué mantenerse virgen luego del nacimiento de Jesús.
La Biblia dice que la mujer debe cumplir los deberes conyugales con su marido y el marido con su mujer.

1 Corintios 7:3-5

“3 El marido cumpla con la mujer el deber conyugal, y asimismo la mujer con el marido.
4 La mujer no tiene potestad sobre su propio cuerpo, sino el marido; ni tampoco tiene el marido potestad sobre su propio cuerpo, sino la mujer.
5 No os neguéis el uno al otro, a no ser por algún tiempo de mutuo consentimiento, para ocuparos sosegadamente en la oración; y volved a juntaros en uno, para que no os tiente Satanás a causa de vuestra incontinencia.”

Por supuesto que María permaneció virgen hasta el nacimiento de Jesús, pero luego del nacimiento de Jesús no tenía por qué mantenerse virgen, ¿acaso no cumplirían María y José con lo establecido en la Biblia? (Más allá de que el pasaje bíblico fue redactado con posteridad)

Con respecto a las apariciones de María, yo no creo en ninguna, sabiendo el mensaje manchado de idolatría que traen.
En algunas de las supuestas apariciones María se autoproclama “La inmaculada concepción” o “La corredentora” lo cual no es bíblico sino que más bien es influencia psicológica del vidente. Además en alguna de sus supuestas apariciones María ha demandado que se le construya un templo, nuevamente idolatría.
Además Dios no pone a la mujer en autoridad espiritual sobre el hombre.
Además la Biblia afirma que Satanás se disfraza como ángel de luz y bien puede disfrazarse de María para traer un mensaje de las tinieblas:

2 Corintios 11:14

“14 Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz.”


Además si la gente no se convierte al escuchar a los profetas de Dios, ni siquiera si aún se presentare uno de entre los muertos se convertirán de su mal camino:

Lucas 16:30-31

“30 Él entonces dijo: No, padre Abraham; pero si alguno fuere a ellos de entre los muertos, se arrepentirán.
31 Mas Abraham le dijo: Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos.”

Cuando Jesús se perdió de la vista de sus padres y fue encontrado en el Templo veamos lo que sucedió:

Juan 2:48-50

“48 Cuando le vieron, se sorprendieron; y le dijo su madre: Hijo, ¿por qué nos has hecho así? He aquí, tu padre y yo te hemos buscado con angustia.
49 Entonces él les dijo: ¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que en los negocios de mi Padre me es necesario estar?
50 Mas ellos no entendieron las palabras que les habló.”

La Biblia deja claro el hecho de que María en varias oportunidades no comprendió a Jesús.
La conclusión es que la María católica es falsa y es el producto de que los hombres hayan creado falsas doctrinas, (doctrinas de hombres y no de Dios):

Mateo 15:9

“9 Pues en vano me honran,
    Enseñando como doctrinas, mandamientos de hombres.”

El Papa Benedicto XVI ha afirmado:

“María es nuestra Madre Celestial y debemos recurrir a ella en los momentos más oscuros de nuestra vida.”

¡Esto es pura idolatría! Debemos acudir a Cristo
Rendirle culto a María (como hacer procesiones con imágenes de ella) es pecado de idolatría.
Solo debemos rendirle culto a Dios:

Juan, el escritor del Apocalipsis, se postró ante el ángel que le había Revelado los misterios y el ángel lo corrige:

Apocalipsis 19:10

“10 Yo me postré a sus pies para adorarle. Y él me dijo: Mira, no lo hagas; yo soy consiervo tuyo, y de tus hermanos que retienen el testimonio de Jesús. Adora a Dios; porque el testimonio de Jesús es el espíritu de la profecía.”

María fue una criatura simplemente humana y es pecado adorarla.
No debemos acudir a ella en oración en lugar de acudir a Dios.

Por otro lado si María hubiera nacido producto de una inmaculada concepción y además nunca hubiera pecado en el transcurso de toda su vida, entonces ella no hubiera necesitado de un Salvador, algo ridículo.

(Estuve escuchando una oración de una “santa” católica dirigida hacia María y le decía: “Te entrego mi alma y mi cuerpo oh santísima virgen”

¿Han escuchado una oración más idólatra, decirle a María algo que solo debemos decirle a Dios?)

Maximiliano Castagnino.