Welcome to Comunidad 100% Cristiana

Autor Tema: Aloe vera: mitos y verdades  (Leído 1560 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Jueves 19 de Dic, 2013, 12:36:21 pm
  • "Concilio General de las Asambleas de Dios"
  • Usuario Honorable
  • *
  • Mensajes: 2,053
  • Reputation: +226/-0
  • Sexo: Masculino
  • Parcialmente conocemos y parcialmente profetizamos
Le comparto este artículo que resulta interesante y tal vez útil para aquellos que le apasionan todo aquello que contenga Aloe Vera.

Aclaro que hay un error de información bíblica en el punto 1




Si hablamos de medicina natural, una de las plantas más conocidas es el aloe vera. Seguramente habrá más de un lector que estará de acuerdo con los importantes beneficios que puede brindar. Pero también estarán aquellos que pensarán que son todas mentiras. Lo que es seguro es que habrá otros tantos que dudarán... Esta misteriosa especie, que por fuera parece alejarnos con sus pinchos y por dentro contiene un suave gel al que se le adjudican unos cuantos poderes, tiene mucho por contarnos. Texto: Paula Halperín

1) Se la conoce como la planta de la inmortalidad: VERDADERO. Pero no es que contenga la fórmula para vencer a la muerte; sino porque se dice que en el antiguo testamento figura que Nicodemo realizó una mezcla con mirra y aloe vera para embalsamar a Jesús.

2) Es un buen humectante: FALSO. Tienen un gran poder astringente y cuenta con propiedades saponificadotas. Es decir, sirve para quitar las impurezas y eliminar los puntos negros pero de ninguna manera para hidratar la epidermis.

3) Su gel es bueno para la piel: VERDADERO. Es muy recomendado porque la nutre y a la vez regula su PH; además de tener un efecto bactericida. Por ejemplo, se utiliza para refrescarla y regenerarla luego de la depilación o el afeitado. Asimismo, es muy bueno para las quemaduras e irritaciones causadas por el sol.

4) Puede curar la diabetes: FALSO. No se recomienda esta planta para los que padecen esta enfermedad, debido a que induce a bajar la glucosa en la sangre y puede traer una hipoglucemia.

5) Ayuda a cicatrizar las heridas: VERDADERO. Tiene la capacidad de penetrar muy profundo, en las 3 capas de la piel: la epidermis, la dermis y la hipodermis. Por eso se convierte en un gran regenerador celular, cicatrizante y tonificador. Se sabe que está compuesta por aminoácidos y enzimas que ayudan a reproducir las células. A esto se suman los nutrientes naturales, los minerales y las vitaminas, que traen muchos beneficios. Se hizo muy famoso cuando los habitantes de Hirosima y Nagasaki se curaban más rápido al aplicar en la piel el aloe vera.

6) Cura el cáncer: FALSO. Aún no hay nada comprobado. Si bien se está estudiando, entre otras, en la Universidad de Cadiz, la única conclusión que se pudo sacar hasta el momento es que sus principios activos pueden mejorar algunos síntomas que producen los tratamientos invasivos como la quimioterapia.

7) Es un buen bactericida para el estómago: VERDADERO. Se dice que regula el sistema digestivo gracias a sus componentes bactericidas y sus enzimas y coenzimas. Por otra parte, es un buen anti inflamatorio, lo que ayuda a mejorar digestión.

8) Se recomienda para los niños y embarazadas: FALSO… Pero… No se aconseja ingerirlo en el caso de futuras mamás y niños menores de 12 años. Pero si puede beneficiar las heridas o mejorar las estrías, cuando se lo utiliza sobre la piel.

9) Sirve para regenerar el cabello: VERDADERO. La dermatitis de contacto, la caída, la caspa, el cuero cabelludo graso y la psoriasis son males que pueden atenuarse gracias al Aloe. Por eso, varios productos cosméticos lo contienen en sus fórmulas.

10) Su uso nos ahorra una visita al médico: FALSO. Puede traer unos cuantos beneficios pero no significa que pueda reemplazar la intervención de un profesional. Todas las consultas primero deben ser con el médico de cabecera.

11) (Un bonus). Puede dar alergia: VERDADERO. Si bien puede traer reacciones alérgicas, el porcentaje de población al que le puede suceder es muy pequeño. De todas formas, siempre es mejor hacer una pequeña prueba, aplicando un poco de gel en la cara interna del brazo y observar qué sucede en la piel.

Fuente: es-us.mujer.yahoo.com
"Debemos dar testimonio como si fueramos arminianos,
pero poder descanzar como si fueramos calvinistas"