Registrarse
 

Todas las cosas a bien
Leído 750 veces 0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.
Viernes 28 de Oct, 2005, 17:31:56 pm
(Romanos 8:28)

Daniel Nuño

Me admira tu saber ¡Señor Divino!
Cuando veo tu mano en lo que existe.
¡Qué sin par hermosura al mundo diste!
¡Cómo goza al mirarla el peregrino!

Tú creaste la zarza y el espino;
el granizo y el fuego, Tú lo hiciste,
y en el mundo, entre el hombre los pusiste
para hacer variación en su camino.

Es necio el que al sufrir, débil se enfada.
Al fiel le es de alabanzas un himnario,
igual la bendición, como la espada.

Todo es útil, normal y necesario.
Las espinas que tanto desagradan,
coronaron a Cristo en el Calvario.