Comunidad 100% Cristiana

Autor Tema: Existe el Alma?  (Leído 1342 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado ajgj1959

  • Hombre de Gracia
  • *******
  • Mensajes: 3,688
  • Reputation: +133/-0
  • Sexo: Masculino
  • 1Jn 5:12 El que tiene al Hijo, tiene la vida; e
Existe el Alma?
« en: Miércoles 28 de Jul, 2010, 04:27:13 am »
EL ALMA

¿EXISTE EL ALMA? (Génesis 2:1-8)

Conforme a las enseñanzas de las Sagradas Escrituras, y según nuestra propia observación de lo que es la naturaleza humana, los evangélicos afirmamos que el Alma existe. Creemos que el Alma es formada por Dios y que es puesta dentro del hombre como algo propio del hombre y como centro de su ser natural, de su vida afectiva, volitiva y moral. Creemos que es de naturaleza espiritual y que en ella está el "Yo" del hombre, su conciencia y su sentido de responsabilidad moral. Creemos que es el Alma la que siente, goza o sufre todo por medio de los órganos sensoriales del cuerpo, al cual está íntimamente unida. Y, creemos también que siendo ella la responsable por las acciones del hombre, es ella la que será juzgada, castigada o recompensada por Dios.

¿QUE ES EL ALMA?

Nuestra palabra Alma viene de la hebrea "Nephesh" y de la griega "Psvché". La primera, figura más de 740 veces en el Antiguo Testamento hebreo; la segunda, más de 100 veces en el Nuevo Testamento griego.

Pero la palabra Alma no tiene un sólo significado, sino cinco diferentes acepciones en las Escri¬turas. Veamos estos distintos sentidos en que es usada:

I.      EL ALMA COMO LA "SANGRE" DE LA PERSONA. En Deut. 12:23 dice: "Porque la sangre es el Alma". Entremos de inmediato a refutar la inferencia que sacan de aquí los así llamados "Tes¬tigos de Jehová", con lo cual quieren comprobar que el Alma no existe como tal; que el Alma es la misma sangre de la persona.

1. En las Escrituras se habla con sentidos literales y figurados; y sería una insensatez no ver aquí que se está hablando en términos figurados, con lo cual los antiguos reconocieron el gran valor de la sangre, que sin sangre el hombre no podría vivir, siendo como su vida mis¬ma. De ningún modo se quiere decir con esto que la sangre sea propiamente el Alma.

2. De lo contrario, cuando le hacen una transfusión de sangre ¿diría Ud. que perdió parte de su Alma cuando tuvo una pérdida de sangre? Bien sabe usted que no.

3. Cuando el apóstol Pablo dice en Hechos 17:26 que Dios "ha hecho de una sangre todo el linaje de los hombres", ¿quiere decir acaso que Dios hizo a todos hombres como un Alma co¬lectiva, dividida en millonésimas partes, dándosele un pedacito a cada uno?

4. Si el Alma es la sangre, cuando la Biblia dice "la carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios" (I Cor. 15:50) ¿está afirmando acaso que las Almas no heredarán el reino de Dios?

5. Preguntémonos también: ¿Tiene la sangre virtud, santidad, están en la sangre los senti¬mientos, el amor, la fe? ¿Es la sangre la que asume responsabilidad por las acciones huma¬nas? ¿Está en la sangre la conciencia y el "Yo" personal? Bien sabemos que la respuesta a todas estas preguntas es NO.

6. Cuando Cristo murió en la cruz por salvar a las Almas de los hombres, ¿murió acaso, por sal¬var la sangre de los hombres?

Todo esto, pues, nos prueba que el Alma no es la sangre y que se le da este sentido sólo figuradamente. Y que esto es así lo prueban ellos mismos, contradiciéndose cuando en su libro "Babilón the Great Has Fallen", en la página 16, traducen Levítico 17:14a, de la siguiente manera: "porque el alma de toda suerte de carne es su sangre, POR EL ALMA QUE ESTA EN ELLA". La contradicción es evidente: Si el Alma ES la sangre, categóricamente entonces no podría ESTAR también DENTRO de la sangre.


Luego la sangre es una cosa y el alma otra; la primera CONTIENE (no es) la segunda.

Y justamente, esto es lo más que se podría decir interpretando correctamente todos estos pa¬sajes que declaran que "el alma es la sangre", o sea: QUE EL ALMA ESTA DENTRO DE LA SANGRE y no que el alma SEA la sangre.

Confirma esta interpretación la Versión Reina-Valera, que traduce como sigue este pasaje de Lev. 17:14: "Porque el alma de toda carne, su vida (alma, en él original hebreo). ESTA en su sangre"; y también Lev. 17:11: "Porque la vida (alma en el original) de la carne EN la sangre ESTA". Luego, según el original hebreo, el "alma" estaría dentro de la sangre; de ningún modo la sangre sería el "alma" misma.

II.    EL ALMA COMO LA "PERSONA" MISMA. El segundo sentido es que el Alma es la persona misma; no algo interior dentro del hombre, sino el ser, la persona en sí. En Gen. 46:22 se dice: "Estos fueron los hijos de Raquel: en total 14 almas", o sea 14 personas; (véase tam¬bién Gen. 46:27 - Josué 10:28-39).
Pero el hecho de que la Biblia use aquí la palabra Alma con este sentido, no está negando que la persona tenga Alma. Aquí sólo se está empleando una figura de lenguaje que en lógica se llama sinéc¬doque, lo cual significa tomar la parte por el todo; o sea, que en este asunto del Alma, se está tomando una parte del ser humano como si fuera todo el ser humano; el Alma como si fuera toda la persona. La vida del hombre depende del Alma; por eso al Alma se le da el sentido figurado de persona.

Dejando para un poco más adelante otras argumentaciones, vamos a utilizar ahora solamente el pasaje de Gen. 1:20 para probar que NO SIEMPRE se usa en la Biblia la palabra Alma con sentido de persona, y cuando se usa, es SOLO FIGURADAMENTE. Este texto dice: "Produzcan las aguas reptil de ánima (alma, en el original hebreo), viviente". Si real y verdaderamente, y en todos los casos. Alma significa "persona", entonces el sentido de este texto sería: "produzcan las aguas REPTIL DE PERSONA viviente", lo cual, como vemos, es absurdo".

Que "persona" es una cosa y "alma" es otra, lo prueban las mismas palabras hebreas, pues aunque "nephesh" es varias veces traducido incorrectamente "persona" en nuestras Biblias, este término significa propiamente "alma", mientras que el vocablo hebreo que corresponde verdaderamente a "persona" es "adam" (que también significa "hombre", "ser"). Esto está confirmado por los mismos originales bíblicos hebreos, como en Núm. 31:35, 40, 46, en que se usan los dos términos "nephesh adam" en una misma frase, y traduciéndose ambas palabras juntas: "alma del hombre", diferenciando así al hombre mismo del alma que lleva adentro de sí.

III.   EL ALMA COMO LA VIDA HUMANA. Esto es el tercer sentido con que aparece en la Biblia la palabra Alma. Así leemos en Lev. 22:3: Todo varón de vuestra simiente... que llegare a las cosas sagradas... teniendo inmundicia sobre sí, de delante de mí será cortada su alma", o sea, se le quitará la vida; esa persona morirá.
Cabe aquí la misma respuesta que para el caso anterior, pues que "Vida" y "Persona" vienen a ser la misma cosa. Se trata también de una sinécdoque, en que la parte es tomada por el todo. El Alma es la vida de la persona en el sentido de que ella, el Alma es la parte más importante del ser; sin Alma, no hay vida; la vida depende del Alma.

IV.    EL ALMA COMO ESPÍRITU Y CORAZÓN. En Deut. 2:30, vemos claramente este cuarto sen¬tido para la palabra Alma: "Mas Sehón... no quiso que pasásemos por el territorio suyo, por¬que Jehová tu Dios había endurecido su espíritu y obstinado su corazón para entregarlo en tu mano.
Muchas veces se usa en la Biblia la palabra Alma con el sentido figurado de espíritu y corazón. Pero bien sabemos todos que estas tres cosas son distintas entre sí. "Corazón", es el músculo de car¬ne que impulsa la sangre impura hacia los pulmones y después, ya purificada, la devuelve otra vez al organismo. El "Corazón" no es ninguna otra cosa; no hay en él pensamiento, ni sentimientos, ni emociones; es sólo figuradamente que se le atribuyen estas manifestaciones de la vida afectiva. "Espíritu", es el "aliento de vida" que Dios dio al hombre para que viviera su Alma, para que a su vez el Alma pu¬diera dar vida al cuerpo. (No debemos confundir este "aliento de vida", con la "respiración" o "resuello", que es cosa enteramente distinta; el "Espíritu" o "aliento de vida" es la energía divina que Dios alentó en el hombre para que viviera el "Alma"; al vivir el Alma, entonces, se hizo indispensable la "respira¬ción", que no es otra cosa que la inhalación rítmica del oxígeno que el cuerpo necesita para que vivan sus células orgánicas). Ahora: "Alma" se dice. "Nephesh" en hebreo y "Psvché" en griego; mientras que "Espíritu" en hebreo se dice "Ruach" y en griego "Pneuma". Alma y Espíritu, entonces son dos co¬sas enteramente distintas. El Alma es algo propio del hombre natural, le pertenece al hombre; mientras que el Espíritu es de Dios y le pertenece a Dios.

Hay varios pasajes que muestran claramente la distinción entre Alma y Espíritu: "...que alcanza hasta partir el alma y aun el espíritu" (Heb. 4:12). "...para que vuestro espíritu, alma y cuerpo..." (I Tes. 5:23).
"Todo el tiempo que mi alma estuviera en (dentro) de mí y hubiere hálito (espíritu) de Dios en mis narices, mis labios no hablarán iniquidad" (Job 27:3).
"En su mano está el Alma de todo viviente y el espíritu de toda carne humana". (Job 12:10).

V.   EL ALMA COMO ALMA: Finalmente, tenemos el quinto sentido que la Biblia da a la palabra Alma, ahora con el estricto y propio significado que se le ha reconocido siempre, o sea, el "Alma" como algo separado y distinto del cuerpo, del espíritu y del corazón, morando dentro del cuerpo y constituyendo la parte más vital del hombre. Veamos algunos de los pasajes que tienen este sentido, aparte de los cuatro ya arriba citados:

"Amados, yo os ruego que os abstengáis de los deseos carnales que batallan contra el alma".
(I Pedro 2:11).

"No temáis a los que matan el cuerpo, pero el alma no pueden matar; temed antes a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno". (Mateo 10:28).

"Su alma aun está en (dentro) de él, dijo Pablo del muchacho caído". (Hechos 20:10).

"Ruégote que vuelva el alma de este niño a sus entrañas", oró Elías para que Dios resucitará al hijo de la viuda de Sarepta. "Jehová oyó la voz de Elías y el alma del niño volvió a sus entrañas y revivió". (I Reyes 17:21-22).

"Y acaeció que al salírsele el alma (pues murió)".
(Gen. 35:18).

"Cuando mi alma desfallecía en mí (dentro de mí),  me acordé de Jehová".
(Jonás 2:7).


Más su carne sobre él se dolerá, y se entristecerá en (dentro de) él su alma".
(Job 14:22).

"En la multitud de mis pensamientos dentro de mí, tus consolaciones alegraban mi alma".
(Salmo 94:19).

"Jehová que extiende los cielos y funda la tierra y forma el espíritu (el alma) dentro de él".
(Zacarías 12:1).

"Necio, esta noche vienen a pedirte el alma". (Lucas 12:20).

Nótese en todos estos pasajes la clara distinción que se hace entre Alma y Espíritu; entre Alma y Cuerpo. Adviértase, además, cómo se habla de que Dios forma el Alma, y la pone dentro del hombre; cómo el alma sale del hombre al morir; cómo el Alma vuelve a su cuerpo; cómo Dios evita que el Alma vaya al sepulcro (Job 33:28-29) (lo que no se puede evitar en relación con el cuerpo); cómo desfallecía el Alma dentro de Jonás; y cómo a la persona del rico necio se le pide el Alma.

Fue justamente por esta connotación interna, espiritual del Alma dentro del cuerpo que los grie¬gos tradujeron a su idioma la palabra hebrea "Nephesh" con la palabra Psvché", que para ellos signi¬fica vida animia, interior del hombre. Y que esto es así se prueba, además, preguntándole a cualquier judío en el día de hoy, cuál es el verdadero significado que para el pueblo hebreo siempre ha tenido la pala¬bra Alma, o sea, "Nephesh"; y ellos responderán: "Alma", es algo espiritual dentro del hombre, separado de su cuerpo. Esto se ha comprobado conversando con varios rabinos judíos.

Ahora, los así llamados "Testigos de Jehová" han demostrado una sutileza y una astucia muy diabó¬lica en torno a esta palabra "Nephesh". Para que todo encaje perfectamente dentro de su sistema doc¬trinal, han utilizado de la Biblia sólo los cuatro primeros significados que ya se mencionaron, o sea, el Alma como la sangre, la persona, la vida, el aliento de vida; y se han callado el quinto y más importan¬te sentido -por ser el verdadero de esta palabra "Nephesh", y que es el de Alma propiamente. Es de esta manera que han querido confundir y hacer perder a la gente su fe en la existencia del Alma.

Finalmente hay dos maneras todavía para probar que cuando la Biblia da a la palabra Alma el sen¬tido de sangre, persona, vida, aliento de vida, es sólo en forma figurada y sineidocal y no literal.

1.-   Primero, si fuera literal, entonces la Biblia se contradijera a sí misma, pues que el Alma no po¬dría ser cinco cosas distintas a la vez. O el Alma sería la sangre, y nada más; o la persona, y no otra cosa; o la vida; o el aliento de vida; o algo interior del hombre. Pero de ningún modo po¬dría ser todas estas cosas a la vez. Los varios sentidos prueban que no pueden ser todos verdaderos, que uno sólo es el real y todos los demás son figurados o sineidocales. Y ya he¬mos probado cuál es este sentido verdadero.

2.-   Segundo: Que el Alma, como algo interior dentro del hombre, es el sentido verdadero, lo proba¬remos también indicando algunos textos donde sería imposible que esta palabra Alma la entendiéramos como si fuera la sangre, la persona o el aliento de vida;
Analicemos el pasaje de Hechos 4:32, que dice: "Y la multitud de los que habían creído era de un corazón y un alma".

¿Podría Ud. en buen castellano, traducir esta frase: "de un corazón y un alma", con otro sentido del que siempre le hemos dado? ¿Podría Ud. decir, acaso: "y la multitud... era de una sola sangre o de una sola persona o de un solo aliento? ¿Verdad que sería irracional que así entendiéramos este texto?
Veamos también el pasaje de Lucas 12:19, donde el rico necio dijo: "Diré a mi alma: Alma, alégrate, muchos bienes tienes almacenado para muchos años". Si alma es persona, según los así llamados "Tes¬tigos de Jehová", entonces este texto habría que leerlo así: "Diré a mi persona: Persona, alégrate..." ¿Podríamos expresar esto así en buen castellano? ¿Verdad que no? Ahora, si "Alma" es la sangre, como ellos quieren probar por otro lado, contradiciéndose a sí mismos, entonces este pasaje habría que leerlo como sigue: "Diré a mi sangre: Sangre, alégrate..." ¿No sería esto ridículo? Finalmente, si como ellos dicen por otro lado contradiciéndose nuevamente a sí mismos, que el Alma es el aliento de vida, enton¬ces este texto tendríamos que entenderlo de la siguiente manera: "Diré a mi aliento: Aliento, alégrate..." ¿No sería esto igualmente ridículo?

Terminamos esta parte, entonces diciendo: Si alguna persona o si cualesquiera de los así lla¬mados "Testigos de Jehová" viniera y os dijera, señalándoos ciertos pasajes de las Escrituras: "Mire, el alma no existe; el alma significa la sangre, la persona, la vida, el aliento de vida y no algo dentro del hombre separado del cuerpo; aquí tiene los pasajes que lo prueban", ¿qué les responderías vosotros? Les diréis: "Sí, es verdad que hay varios pasajes que dicen que el Alma es la sangre, la persona, la vida o el aliento de vida; pero HAY OTROS TAMBIÉN" que dicen que el alma es algo que Dios forma y pone dentro del hombre; que ella es algo separado del cuerpo, pero íntimamente unida al cuerpo, siendo el centro de la personalidad moral del hombre, responsable delante de Dios.

NOTA: Tome muy en cuenta esto; que el espíritu es el Alma del Alma.


Por considerarlo un buen aporte lo público aunque no tengo el autor.



 :buenas: :buenas: :buenas:
Heb 7:25  por lo cual puede también salvar perpetuamente a los que por él se acercan a Dios,  viviendo siempre para interceder por ellos.

Desconectado Luis Claros

  • Usuario Honorable
  • *
  • Mensajes: 3,590
  • Reputation: +154/-0
  • Sexo: Masculino
  • Apasionado por Dios, Celoso de la Palabra.
    • Email
Re: Existe el Alma?
« Respuesta #1 en: Miércoles 28 de Jul, 2010, 12:54:33 pm »
Gracias por tus apotes Ajgj, siempre son de bendición.
Si deseas hacer un aporte, te invito a que leas las reglas

-Reglas del Foro
-Reglas de la sección (en la que deseas postear)
-Reglas para postear

Desconectado ajgj1959

  • Hombre de Gracia
  • *******
  • Mensajes: 3,688
  • Reputation: +133/-0
  • Sexo: Masculino
  • 1Jn 5:12 El que tiene al Hijo, tiene la vida; e
Re: Existe el Alma?
« Respuesta #2 en: Domingo 19 de Sep, 2010, 00:36:10 am »
Realmente que alegría me da mi hermano Luis saber que te ha sido de bendición este tema. :buenas: :buenas: :buenas:
Heb 7:25  por lo cual puede también salvar perpetuamente a los que por él se acercan a Dios,  viviendo siempre para interceder por ellos.

Desconectado Luis Claros

  • Usuario Honorable
  • *
  • Mensajes: 3,590
  • Reputation: +154/-0
  • Sexo: Masculino
  • Apasionado por Dios, Celoso de la Palabra.
    • Email
Re: Existe el Alma?
« Respuesta #3 en: Viernes 24 de Sep, 2010, 11:39:26 am »
Tu siempre nos bendices con tus estudios, eres de los pocos que se preocupa en postear doctrina, la cual es fundamental en el crecimiento de una cristiano para llegar a ser maduro.

Gracias por tus esfuerzos, Espero siempre sigas así.

:buenas:
Si deseas hacer un aporte, te invito a que leas las reglas

-Reglas del Foro
-Reglas de la sección (en la que deseas postear)
-Reglas para postear

Desconectado I.A. Joe

  • Hombre de Gracia
  • *******
  • Mensajes: 3,723
  • Reputation: +90/-0
  • Sexo: Masculino
  • Impactando tu vida!!
    • Revista Cristiana "Impacto Apostolico"
    • Email
Re: Existe el Alma?
« Respuesta #4 en: Viernes 24 de Sep, 2010, 15:15:36 pm »
Creo que este es uno de los temas que más controversia puede causar... debemos analizarlo con discernimiento a la luz de la palabra siempre.

gracias por compartir ajgj :sant:
Rev 1:8  Yo soy el Alfa y la Omega,  principio y fin,  dice el Señor,  el que es y que era y que ha de venir,  el Todopoderoso.
JESUCRISTO VIVE... AMEN!

Antes de aportar visita https://dcristo.net/index.php?board=1.0