pp
Registrarse
 

Reflexiones diarias desde Génesis hasta Apocalipsis (John Stott)
Leído 316 veces 0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.
Viernes 04 de May, 2018, 05:07:04 am
#15
MAYO 4

REMPLAZO DE JUDAS

  Es necesario, pues, que de estos hombres que han estado juntos con nosotros … uno sea hecho testigo con nosotros, de su resurrección. Hechos 1:21–22


Hay un solo acontecimiento adicional que se registra entre la ascensión y Pentecostés, y es la designación de otro apóstol en remplazo de Judas. Pedro se puso de pie entre los creyentes y citó como respaldo bíblico de ese acto palabras de Salmos 69 y 109, y en especial Salmos 109:8: ‘que otro ocupe su cargo’ (BLP). Es instructivo tomar nota de los tres requisitos que Pedro mencionó para el ‘ministerio apostólico’ (Hechos 1:25, BLP).

El primer requisito era el haber sido personalmente designado por Jesús. Matías no fue elegido por la Iglesia sino por Cristo, igual que Los Doce (Lucas 6:13). Es verdad que los ciento veinte nominaron a dos candidatos, y que luego se arrojaron suertes (un método aprobado por el Antiguo Testamento pero que dejó de usarse después de Pentecostés). Sin embargo, lo principal es que buscaron la voluntad de Dios mediante la oración. Si bien Jesús había ascendido al cielo, todavía era accesible mediante la oración y, como declararon al orar, porque ‘conoces los corazones’. Entonces oraron: ‘muestra cuál de estos dos has escogido’ (Hechos 1:24). El segundo requisito era ser un testigo presencial de Jesús. Marcos y Juan habían dicho en forma explícita que Jesús eligió a Los Doce ‘para que estuviesen con él’ (Marcos 3:14) y de esa manera pudieran testificar de él (Juan 15:27). De manera similar, Pedro declaró el criterio de selección: ‘Es necesario, pues, que de estos hombres que han estado junto con nosotros todo el tiempo que el Señor Jesús entraba y salía entre nosotros, comenzando desde el bautismo de Juan hasta el día en que de entre nosotros fue recibido arriba, uno sea hecho testigo con nosotros, de su resurrección’ (Hechos 1:21–22). El tercer requisito era haber presenciado una aparición de Jesús después de la resurrección, que es la razón por la que Pablo fue aceptado como apóstol (1 Corintios 9:1; 15:8–9). El remplazante de Judas también debía haber visto al Señor resucitado a fin de ser, con los demás apóstoles, un testigo de su resurrección (Hechos 1:22).

Ahora está dispuesto el escenario para el día de Pentecostés. Los apóstoles han recibido la comisión de Cristo y han presenciado su ascensión. El equipo apostólico está nuevamente completo, dispuestos a ser sus testigos elegidos. Solo falta una cosa: el Espíritu no ha venido aún. Aunque el lugar que Judas dejó vacante ha sido cubierto por Matías, el lugar que Jesús dejó vacante no ha sido llenado todavía por el Espíritu.

Para continuar leyendo: Hechos 1:15–26


Stott, J. (2013). Toda la Biblia en un año: Reflexiones diarias Desde Génesis hasta Apocalipsis. (A. Powell, Ed. Y Trad.) (1° ed., p. 132). Buenos Aires: Certeza Argentina.

En línea

Verás, el mundo se divide en dos categorias. Los que tienen el revolver cargado y los que cavan.

Tú cavas.


Sábado 05 de May, 2018, 02:14:16 am
#16
MAYO 5

EL ACONTECIMIENTO DE PENTECOSTÉS

  Exaltado por la diestra de Dios, y habiendo [Jesús] recibido del Padre la promesa del Espíritu Santo, ha derramado esto que vosotros veis y oís. Hechos 2:33


El día de Pentecostés fue un acontecimiento multifacético. Fue el acto final del ministerio salvador de Jesús antes de la Parusía, y en ese sentido fue un suceso tan irrepetible como la Navidad, el Viernes Santo, la Pascua de Resurrección, y la Ascensión de Jesús. Segundo, fue la apertura de la nueva era del Espíritu. Tercero, equipó a los apóstoles para el singular papel de enseñanza que debían cumplir. Y cuarto, puede ser considerado como el primer avivamiento, en el que Dios visitó a su pueblo con asombroso poder.

Lucas comienza con un relato breve y prosaico de lo que ocurrió. El Espíritu de Dios vino sobre los discípulos que esperaban, y su venida fue acompañada por tres señales sobrenaturales: un estruendo como de un viento recio, lenguas como de fuego, y el hablar en otras lenguas. ¿Pero en qué consistió esa glosolalia que manifestaron? No era producto de la embriaguez, como bromeó un grupito. Tampoco era (como algunos han sugerido) un milagro efectuado en quienes escuchaban. Es cierto que ‘cada uno les oía hablar en su propia lengua’ (v. 6), pero fue un fenómeno en quienes escuchaban solo porque antes había sido un fenómeno en quienes hablaban. En tercer lugar, no era un habla incoherente que Lucas hubiera considerado erróneamente como un idioma. Cuarto, y en sentido positivo, según Lucas se trató de una capacidad sobrenatural para hablar un idioma reconocible (que nunca habían aprendido), en el cual proclamar las maravillas de Dios.

Lucas se esfuerza por resaltar el carácter cosmopolita de la multitud que se reunió. Aunque eran judíos en la diáspora, que en ese momento se encontraban en Jerusalén, provenían ‘de todas las naciones bajo el cielo’ (v. 5), es decir, del mundo grecorromano que rodeaba el Mediterráneo. No estaban literalmente presentes todas las naciones, por supuesto; pero estaban representadas, ya que Lucas incluye deliberadamente en su lista a descendientes de Sem, de Cam y de Jafet, y presenta en Hechos 2 una ‘tabla de las naciones’ comparable a la que encontramos en Génesis 10. Desde los tiempos de los primeros Padres de la iglesia, los comentaristas han considerado a la bendición de Pentecostés como un acto que revierte, de manera intencional y dramática, la maldición de Babel. En Babel los idiomas humanos fueron confundidos y las naciones fueron dispersadas; en Jerusalén la barrera del lenguaje fue superada de manera sobrenatural, como señal de que las naciones serían ahora reunidas en Cristo.

Para continuar leyendo: Hechos 2:1–13


Stott, J. (2013). Toda la Biblia en un año: Reflexiones diarias Desde Génesis hasta Apocalipsis. (A. Powell, Ed. Y Trad.) (1° ed., p. 133). Buenos Aires: Certeza Argentina.

En línea

Verás, el mundo se divide en dos categorias. Los que tienen el revolver cargado y los que cavan.

Tú cavas.


Sábado 05 de May, 2018, 09:33:43 am
#17
Gracias brother por tu porción......


Lunes 07 de May, 2018, 13:08:41 pm
#18
EL PRIMER SERMÓN CRISTIANO




MAYO 7

PEDRO CITA A JOEL

  Mas esto es lo dicho por el profeta Joel: Y en los postreros días, dice Dios, derramaré de mi Espíritu sobre toda carne, y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán. Hechos 2:16–17


Lucas registra diecinueve discursos cristianos, que en conjunto cubren alrededor del 25 por ciento de Hechos. Algunos los consideran la reproducción literal de los mensajes; otros sostienen que en aquella época los historiadores inventaban discursos que ponían en labios de sus personajes. Rechazamos ambos extremos, el de la literalidad y el del escepticismo, y consideramos que son resúmenes confiables de lo que se dijo en cada ocasión.

Pedro explica que el fenómeno extraordinario de que creyentes llenos del Espíritu Santo proclamaran las maravillas de Dios en idiomas desconocidos es el cumplimiento de la profecía de Joel, de que el Señor derramaría su Espíritu sobre toda la humanidad.

Su exposición es similar a lo que los Rollos del Mar Muerto denominan pesher, esto es, una interpretación de un pasaje del Antiguo Testamento a la luz de su cumplimiento. Por eso inicia su sermón con las palabras ‘mas esto es’ (v. 16). Deliberadamente modifica la palabra ‘después’ utilizada por Joel (Joel 2:28) y dice ‘en los postreros días’, a fin de enfatizar que con la venida del Espíritu han llegado los últimos tiempos. Y aplica el pasaje a Jesús, de modo que ‘el Señor’ que trae salvación ya no es Jehová sino Jesús, quien redime del pecado y del juicio a todos los que invocan su nombre (v. 21).

Los escritores del Nuevo Testamento coinciden en que Jesús inauguró los últimos tiempos, o era mesiánica, y que la prueba definitiva fue el derramamiento del Espíritu, que era la principal de las promesas del Antiguo Testamento acerca de los tiempos finales. Siendo así, no debemos citar la profecía de Joel como si estuviéramos todavía esperando su cumplimiento. La era mesiánica, que se extiende entre las dos venidas de Cristo, es la era del Espíritu en la cual su ministerio es abundante. El verbo ‘derramar’ ilustra la generosidad de Dios al dar su Espíritu, su carácter definitivo, y su universalidad (una abundante y amplia distribución entre los diversos grupos de la humanidad, sin consideración de género, edad o rango).

‘Y profetizarán’: es decir, el don universal (el Espíritu) conducirá a un ministerio universal (la profecía). No se refiere al don de profecía, que solo algunas personas reciben. Más bien, todos los que pertenecen a Dios son profetas en el sentido de que disfrutan de su conocimiento por medio de Cristo, por el Espíritu.


Stott, J. (2013). Toda la Biblia en un año: Reflexiones diarias Desde Génesis hasta Apocalipsis. (A. Powell, Ed. Y Trad.) (1° ed., p. 135). Buenos Aires: Certeza Argentina.

En línea

Verás, el mundo se divide en dos categorias. Los que tienen el revolver cargado y los que cavan.

Tú cavas.


Jueves 10 de May, 2018, 13:42:45 pm
#19
MAYO 10

LA RESURRECCIÓN DE JESÚS

  A este Jesús resucitó Dios, de lo cual todos nosotros somos testigos. Hechos 2:32


Una vez dicho que Jesús fue sentenciado a muerte por hombres, Pedro continuó declarando que Dios lo levantó de los muertos. También hizo tres afirmaciones respecto a la resurrección de Jesús.

En primer lugar, Dios lo había librado de ‘las garras de la muerte’ (v. 24, BLP). La palabra griega que se traduce como ‘agonía’ significa ‘sufrimiento de parto’, de modo que la resurrección fue descripta como una regeneración, un nuevo nacimiento desde la muerte hacia la vida.

En segundo lugar, ‘no era posible que la muerte [lo] dominase’ (v. 24, BLP). Pedro hizo esta rotunda declaración moral sin dar explicaciones.

En tercer lugar, el apóstol vio en el Salmo 16 la predicción de la resurrección del Mesías. Allí el salmista expresa confianza de que no será abandonado a la muerte o a la corrupción, sino que conocerá la senda de la vida. Pero la predicción no podía referirse a David, ya que David murió y fue enterrado, y su tumba todavía estaba en Jerusalén. De modo que, siendo profeta, y sabiendo que Dios le había prometido una descendencia excelsa que ocuparía el trono, habló anticipadamente de la resurrección del Mesías (Hechos 2:30–31).

El uso que hace Pedro de las Escrituras podría parecernos extraño, hasta que recordamos que todo el Antiguo Testamento da testimonio de Cristo, especialmente de su muerte, resurrección, y misión a todo el mundo. Ese es su carácter y su propósito. Jesús mismo lo dijo antes y después de su resurrección. En consecuencia, los discípulos se acercaban con naturalidad a leer el Antiguo Testamento con una mirada cristológica, y entendían que las referencias al Ungido de Dios y a los descendientes de David se cumplían plenamente en Jesús.

Después de citar el Salmo 16 y de aplicarlo a la resurrección de Jesús, Pedro concluyó: ‘de lo cual todos nosotros somos testigos’ (Hechos 2:32). De ese modo convergían el testimonio oral de los apóstoles y las predicciones escritas por los profetas. O, como podríamos decir, las Escrituras del Antiguo y el Nuevo Testamento coincidían en su testimonio de la resurrección de Cristo.

Para continuar leyendo: Hechos 2:24–32


Stott, J. (2013). Toda la Biblia en un año: Reflexiones diarias Desde Génesis hasta Apocalipsis. (A. Powell, Ed. Y Trad.) (1° ed., p. 138). Buenos Aires: Certeza Argentina.

En línea

Verás, el mundo se divide en dos categorias. Los que tienen el revolver cargado y los que cavan.

Tú cavas.


Lunes 14 de May, 2018, 13:12:42 pm
#20
MAYO 14

LA VISIÓN DE DIOS PARA SU IGLESIA

  Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones. Hechos 2:42


La Iglesia está en el centro del propósito de Dios. Ese propósito no consiste en salvar a individuos y perpetuarlos en la soledad, sino más bien en llamar a un pueblo para sí y construir su Iglesia. La razón por la que estamos comprometidos con la Iglesia es que él lo está. Además, todos estamos interesados en la renovación de ella. En muchos lugares del mundo la Iglesia se extiende velozmente, pero con frecuencia este crecimiento se produce sin profundidad. Se ve mucha superficialidad por todos lados. Necesitamos recuperar la visión bíblica de una Iglesia renovada.

¿Cuál es la visión que Dios tiene para su Iglesia? Lucas nos lo dice. Después de describir lo que ocurrió el día de Pentecostés, y de presentar una explicación de lo sucedido por medio del sermón cristocéntrico que dio Pedro, Lucas pasa a señalar el efecto de Pentecostés, dándonos una bella figura de la Iglesia en Jerusalén, llena del Espíritu. Por supuesto, ese no fue el día en que nació la Iglesia. Es incorrecto determinar el Pentecostés como día del cumpleaños de la Iglesia. Ella, como pueblo de Dios, puede rastrear su historia hacia el pasado unos cuatro mil años atrás, hasta Abraham. Lo que ocurrió en Pentecostés fue que el remanente del pueblo de Dios se convirtió en el cuerpo de Cristo lleno del Espíritu.

¿Cuáles son, entonces, las marcas características de una Iglesia viva? Para responder a esta pregunta debemos retroceder hasta aquellos días y dar una mirada fresca a la primera iglesia en Jerusalén. A la vez, es imprescindible que seamos realistas. Tenemos la tendencia a ser románticos respecto a la Iglesia primitiva. La miramos a través de lentes teñidas. Hablamos de ella en susurros, como si no tuviera defectos. De esa manera perdemos de vista las rivalidades, las hipocresías, las inmoralidades, y las herejías que afligieron a la Iglesia primitiva tal como lo hacen hoy.

Aun así, hay una cosa cierta. La Iglesia primitiva, pese a todos sus excesos y sus fallas, fue movilizada por el Espíritu Santo de una manera profunda y radical.

De modo que volvemos a nuestra pregunta: ¿Cómo era la Iglesia en el siglo I? ¿Qué evidencias mostraba de la presencia y el poder del Espíritu Santo? Si podemos responder estas preguntas, estaremos encaminados a descubrir las señales de una Iglesia viva en el siglo XXI.

Para continuar leyendo: Juan 17:6–26


Stott, J. (2013). Toda la Biblia en un año: Reflexiones diarias Desde Génesis hasta Apocalipsis. (A. Powell, Ed. Y Trad.) (1° ed., p. 142). Buenos Aires: Certeza Argentina.

En línea

Verás, el mundo se divide en dos categorias. Los que tienen el revolver cargado y los que cavan.

Tú cavas.


Martes 15 de May, 2018, 18:17:24 pm
#21
MAYO 15

EL ESTUDIO

  Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles. Hechos 2:42


Lucas se concentra en cuatro rasgos de la iglesia en Jerusalén. La primera es muy sorprendente; probablemente nosotros no la hubiéramos elegido. Una Iglesia viva es una Iglesia que aprende. ‘Todos se mantenían constantes a la hora de escuchar la enseñanza de los apóstoles’ (BLP). Esto es lo primero que nos dice Lucas. Podríamos decir que ese día el Espíritu Santo abrió una escuela en Jerusalén. Los maestros eran los apóstoles a quienes Jesús había designado y capacitado. Ahora había tres mil alumnos en jardín de infantes. Sin duda se trataba de una situación extraordinaria.

Esos nuevos convertidos llenos del Espíritu Santo no estaban disfrutando de una experiencia mística que los motivaba a descuidar el intelecto, a despreciar la teología, o a dejar de razonar. Todo lo contrario, se concentraron en recibir instrucción. Por cierto, la experiencia de llenura del Espíritu Santo es incompatible con una actitud de rechazo al intelecto. ¿Quién es el Espíritu, al fin de cuentas? Jesús lo llamó ‘el Espíritu de verdad’, de modo que dondequiera que esté activo, la verdad es importante.

Observe también que aquellos creyentes no dieron por sentado que, dado que habían recibido el Espíritu Santo, este era el único maestro que necesitaban y que podían prescindir de los maestros humanos. Por el contrario, se sentaron a los pies de los apóstoles. Estaban ansiosos por aprender todo lo que pudieran. Sabían que Jesús había designado maestros para ellos. En consecuencia, se sometieron a la autoridad de los apóstoles, la cual estaba respaldada por los milagros que estos realizaban. Si el versículo 42 nos habla de la enseñanza de los apóstoles, el versículo 43 nos dice que hacían muchas señales y maravillas. De manera similar, algunos años después Pablo se refirió a sus milagros como ‘las credenciales de mi apostolado’ (2 Corintios 12:12, BLP).

¿Cómo podemos nosotros, entonces, consagrarnos a la enseñanza de los apóstoles y someternos a su autoridad? Debemos insistir en que no hay apóstoles en la Iglesia hoy. Hay obispos, misioneros pioneros y otros líderes, y quizás podemos referirnos a sus ministerios como ministerios apostólicos. Pero no hay apóstoles que tengan hoy una autoridad comparable a la de Pedro, Juan y Pablo. La única manera en que podemos someternos a la autoridad de los apóstoles es someternos a la enseñanza que dejaron en el Nuevo Testamento, ya que por ese medio nos ha llegado conformada de manera definitiva. La fidelidad a la enseñanza de los apóstoles es la primerísima marca de una Iglesia auténtica.

Para continuar leyendo: 1 Timoteo 4:1–13


Stott, J. (2013). Toda la Biblia en un año: Reflexiones diarias Desde Génesis hasta Apocalipsis. (A. Powell, Ed. Y Trad.) (1° ed., p. 143). Buenos Aires: Certeza Argentina.

En línea

Verás, el mundo se divide en dos categorias. Los que tienen el revolver cargado y los que cavan.

Tú cavas.


Miércoles 16 de May, 2018, 17:40:42 pm
#22
MAYO 16

LA COMUNIÓN

  Si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros. 1 Juan 1:7


Si la primera marca de una Iglesia viva es el estudio, la segunda es la comunión, de la cual nos ocuparemos tanto en esta reflexión como en la de mañana. ‘Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros’ (Hechos 2:42). Esta es la bien conocida palabra griega koinōnia, que hace referencia a nuestra vida cristiana en común, aquella que compartimos como creyentes cristianos. Da testimonio de dos verdades complementarias, concretamente aquello que compartimos hacia adentro y aquello que compartimos hacia afuera.

En primer lugar, koinōnia expresa aquello que tenemos en común, en particular la gracia de Dios. ‘Nuestra comunión’, escribió el apóstol Juan, ‘es con el Padre, y con su Hijo Jesucristo’ (1 Juan 1:3), y el apóstol Pablo añadió ‘la comunión del Espíritu Santo’ (2 Corintios 13:14). De modo que la comunión auténtica es una comunión trinitaria, nuestra común participación en el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Hay muchos factores que nos separan: la etnia, la nacionalidad, la cultura, el género, la edad…, pero estamos unidos en que tenemos el mismo Padre celestial, el mismo Salvador y Señor, y el mismo Espíritu que vive en nosotros. Lo que nos hace uno es nuestra común participación en Dios y en su gracia.

En segundo lugar, koinōnia expresa lo que compartimos hacia afuera. Koinōnia es la palabra que usó Pablo para referirse a la ofrenda que estaba reuniendo entre las iglesias griegas para beneficio de las iglesias en Judea afectadas por la pobreza. El adjetivo koinōnikos significa ‘generoso’.

Sobre este aspecto del término es que se concentra Lucas:

    Todos los que habían creído estaban juntos, y tenían en común todas las cosas; y vendían sus propiedades y sus bienes, y lo repartían a todos según la necesidad de cada uno.
Hechos 2:44–45

Estos versículos resultan muy perturbadores. Tendemos a pasar rápidamente por ellos para evitar el desafío que nos presentan. Pero mañana los enfrentaremos.

Para continuar leyendo: Hechos 4:32–35


Stott, J. (2013). Toda la Biblia en un año: Reflexiones diarias Desde Génesis hasta Apocalipsis. (A. Powell, Ed. Y Trad.) (1° ed., p. 144). Buenos Aires: Certeza Argentina.

En línea

Verás, el mundo se divide en dos categorias. Los que tienen el revolver cargado y los que cavan.

Tú cavas.


Lunes 28 de May, 2018, 15:18:57 pm
#23
MAYO 28

EL TESTIMONIO DE ESTEBAN

  Unos miembros de la sinagoga … empezaron a discutir con él. Al no poder hacer frente a la sabiduría y al espíritu con que se expresaba. Hechos 6:9–10, BLP


Hasta aquí, la misión de la Iglesia se ha dirigido solamente a los judíos, y en la región cercana a Jerusalén. Dios está por lanzarla hacia el mundo más allá, pero antes Lucas muestra que los cimientos de esa labor fueron puestos por dos hombres notables (Esteban el mártir, y Felipe el evangelista), y luego dos conversiones notables (la de Saulo el fariseo, y Cornelio el centurión). Estos cuatro, más Pedro, por cuyo ministerio se convirtió Cornelio, hicieron una contribución indispensable a la expansión global de la Iglesia.

Esteban era uno de Los Siete, y Lucas dice que estaba lleno del Espíritu, de sabiduría, gracia, fe y poder. Sorprendentemente, provocó la oposición de algunos judíos. Lo acusaban de hablar ‘palabras blasfemas contra Moisés y contra Dios’ (v. 11). Cuando lo trajeron ante el sanedrín, lo acusaron de que ‘no cesa de hablar palabras blasfemas contra este lugar santo y contra la ley’ (v. 13). Por supuesto, se trataba de una denuncia muy grave, ya que el templo y la ley eran las posesiones más preciosas y sagradas de los judíos.

Algunos comentaristas han criticado el discurso que Esteban pronunció ante el concilio diciendo que era aburrido, irrelevante y hasta incoherente. Pero se trata de un juicio superficial. En concreto, él argumentó que los grandes personajes del Antiguo Testamento nunca pensaron que Dios pudiera quedar contenido en edificios construidos por hombres. Para respaldar su concepto, eligió cuatro épocas principales, dominadas por cuatro personajes importantes. Primero, Dios se apareció a Abraham en la idólatra Mesopotamia. Segundo, Dios estuvo con José en una cárcel egipcia. Tercero, Dios estuvo con Moisés en las tres etapas de su vida. Cuarto, aunque David y Salomón construyeron el templo, sabían muy bien que el Altísimo no mora en edificios. Por consiguiente, el hilo común que corre a lo largo del discurso de Esteban es que el Señor es un Dios peregrino. Su presencia no puede ser confinada a un sitio preciso. Siempre está llamando a su pueblo a nuevas aventuras en las que va con ellos mientras están en marcha.

En cuanto a la ley (el segundo tema), Esteban da vuelta la acusación. No es él quien está mostrando falta de respeto a la ley de Dios, son ellos. Son ‘¡Duros de cerviz, e incircuncisos de corazón y de oídos!’ (7:51), igual que sus antepasados. Ellos están resistiendo al Espíritu Santo y rechazando al Mesías de Dios.

Para continuar leyendo: Hechos 6:8–15


Stott, J. (2013). Toda la Biblia en un año: Reflexiones diarias Desde Génesis hasta Apocalipsis. (A. Powell, Ed. Y Trad.) (1° ed., p. 156). Buenos Aires: Certeza Argentina.

En línea

Verás, el mundo se divide en dos categorias. Los que tienen el revolver cargado y los que cavan.

Tú cavas.


Miércoles 30 de May, 2018, 12:47:06 pm
#24
MAYO 30

FELIPE EN SAMARIA

  Felipe, descendiendo a la ciudad de Samaria, les predicaba a Cristo. Hechos 8:5


Puede ser difícil captar la valentía de Felipe al decidirse a evangelizar a los samaritanos; la hostilidad entre judíos y samaritanos se había prolongado alrededor de mil años. Pero Jesús dijo a sus seguidores que incluyeran a Samaria en su área de testimonio (1:8). De modo que Felipe predicó a Cristo en una ciudad samaritana, muchos creyeron y fueron bautizados. Pero cuando los apóstoles en Jerusalén oyeron que Samaria había recibido el mensaje, enviaron a dos de ellos (Pedro y Juan) para investigar la situación. Al llegar descubrieron (no se nos dice cómo) que los samaritanos habían recibido el evangelio y el bautismo pero no el Espíritu Santo. Los apóstoles oraron por ellos y les impusieron las manos, y entonces recibieron el Espíritu. ¿Entendía Lucas que esa experiencia en dos momentos que tuvieron los samaritanos era lo normal, o se trataba de algo anormal? Se dan dos respuestas opuestas. Según algunos cristianos, la iniciación en Cristo es una experiencia en dos etapas, ya sea el bautismo seguido de una confirmación episcopal, o la regeneración seguida por el bautismo del Espíritu como una segunda experiencia.

Para otros cristianos la iniciación en Cristo es una experiencia en una sola etapa que abarca el arrepentimiento y la fe, el nuevo nacimiento, el bautismo, y el don del Espíritu. Si esta opción es la correcta, entonces la experiencia de los samaritanos, ocurrida en dos etapas, fue algo anormal. La enseñanza habitual de los apóstoles era que todos los creyentes reciben el Espíritu cuando creen (Hechos 2:38; Romanos 8:9), y su práctica habitual no era la de enviar una delegación apostólica para evaluar el trabajo de los evangelistas.

¿Qué hicieron en esta ocasión, entonces? ¿Y por qué, en todo caso, no les fue dado el Espíritu a los samaritanos cuando creyeron? La explicación más natural del don del Espíritu en un segundo momento, en el caso de los samaritanos, es que se trataba de la primera ocasión en que se había evangelizado fuera de Jerusalén, y en la región de Samaria. Esta es la importancia del suceso en el desarrollo que Lucas hace de la historia. Se trataba de un momento crucial. ¿Se perpetuaría en el seno de la comunidad cristiana la brecha tan largamente sostenida entre judíos y samaritanos? ¿No sería razonable sugerir que fue con la intención de evitar tamaño desastre que Dios retuvo deliberadamente el don del Espíritu hasta que los apóstoles hubieron respaldado la estrategia de Felipe? La acción de los apóstoles resultó eficaz. Así se evitó en la Iglesia un cisma samaritano.

Para continuar leyendo: Hechos 8:14–17


Stott, J. (2013). Toda la Biblia en un año: Reflexiones diarias Desde Génesis hasta Apocalipsis. (A. Powell, Ed. Y Trad.) (1° ed., p. 158). Buenos Aires: Certeza Argentina.

En línea

Verás, el mundo se divide en dos categorias. Los que tienen el revolver cargado y los que cavan.

Tú cavas.


Sábado 02 de Jun, 2018, 16:22:50 pm
#25
JUNIO 2

LA CONVERSIÓN DE SAULO: SUS EFECTOS

  Y el Señor le dijo [a Ananías]: Levántate, y ve a la calle que se llama Derecha, y busca en casa de Judas a uno llamado Saulo, de Tarso; porque he aquí, él ora. Hechos 9:11


Es maravilloso ver la transformación que tuvo lugar en Saulo, especialmente en cuanto a sus relaciones. En primer lugar, adquirió una nueva reverencia hacia Dios, como se ve en su oración. Por supuesto, como fariseo había orado con frecuencia, o por lo menos había repetido plegarias, tanto en público como en privado. Pero ahora experimentaba un nuevo acceso al Señor a través de Cristo y un nuevo sentido de la paternidad de Dios, a medida que el Espíritu Santo daba testimonio a su espíritu de que era un hijo de Dios. En palabras de R. G. H. Lenski, el comentarista luterano: ‘El furioso león ha sido transformado en una mansa ovejita’.

En segundo lugar, adquirió una nueva relación con la Iglesia. Cuando Ananías visitó a Saulo y puso sus manos sobre él, se dirigió a él como ‘hermano Saulo’ o ‘Saulo, mi hermano’. Esas palabras siempre me conmueven. A Saulo le deben haber sonado como música en los oídos. ¿Cómo? ¿El archienemigo de la Iglesia recibido en ella como un hermano? ¡Sí! Se levantó y fue bautizado en la comunidad cristiana. Unos tres años después, en Jerusalén, los discípulos se mostraron inicialmente escépticos de su conversión. Fue Bernabé quién lo presentó a los apóstoles. Gracias a Dios por Ananías en Damasco y Bernabé en Jerusalén. Si no hubiera sido por la bienvenida que le dieron a Saulo, el curso completo de la historia de la Iglesia hubiera sido diferente.

En tercer lugar, Pablo tenía una nueva responsabilidad hacia el mundo. Ya en el camino a Damasco, Jesús le había dicho que estaba designado a dar testimonio de lo que había visto y oído. Y Ananías confirmó esa comisión como apóstol a los gentiles. También le advirtió que tendría que sufrir. De hecho, tuvo que ser sacado a escondidas de Damasco y luego huir de Jerusalén. Así, la historia de la conversión de Saulo, que comienza cuando deja Damasco con una acreditación oficial del sumo sacerdote para arrestar cristianos, concluye cuando sale de Jerusalén como fugitivo él mismo.

Hay muchos como Saulo en el mundo contemporáneo, enriquecidos con dones del intelecto y de la personalidad, pero obstinados y hasta fanáticos en su rechazo a Cristo. Necesitamos más expectativa santa de que tales personas puedan ser primero convertidas, y entonces transformadas en todas sus relaciones. Magnifiquemos la gracia de Dios.

Para continuar leyendo: Hechos 9:19–30


Stott, J. (2013). Toda la Biblia en un año: Reflexiones diarias Desde Génesis hasta Apocalipsis. (A. Powell, Ed. Y Trad.) (1° ed., p. 161). Buenos Aires: Certeza Argentina.

En línea

Verás, el mundo se divide en dos categorias. Los que tienen el revolver cargado y los que cavan.

Tú cavas.


Jueves 07 de Jun, 2018, 16:04:33 pm
#26
JUNIO 7

LA MISIÓN EN MACEDONIA

  Y se le mostró a Pablo una visión de noche: un varón macedonio estaba en pie, rogándole y diciendo: Pasa a Macedonia y ayúdanos. Hechos 16:9

El aspecto más notable del segundo viaje misionero de Pablo fue que se plantó por primera vez la semilla del evangelio en suelo europeo. Lucas nos relata la visión o sueño de Pablo, en el que un macedonio estaba de pie pidiéndole ayuda. Algunos han conjeturado que se trataba del propio Lucas, a quien el apóstol acababa de conocer y cuya presencia se confirma por la inclusión del pronombre en primera persona plural en los relatos subsiguientes.

Durante la misión en Filipos, Lucas nos habla de tres conversiones interesantes. La primera fue la de Lidia, una acaudalada mujer de negocios, de Tiatira, en cuya casa se reunían luego los creyentes. La segunda fue la de una muchacha esclava cuyo nombre no se menciona, con cuyos servicios de adivinación hacían negocio sus amos. Y la tercera fue la del carcelero romano que preguntó qué debía hacer para ser salvo. Es difícil imaginar tres personas más diferentes entre sí. Racial, social y psicológicamente, pertenecían a mundos diferentes. Pero estaban unidos en Cristo, aun si las exhortaciones de Pablo a la unidad cuando escribe su carta a los Filipenses pudieran delatar ciertas tensiones en esa iglesia.

Desde Filipos los misioneros siguieron al sur a Tesalónica, capital de la provincia romana de Macedonia. Durante tres sábados seguidos, o días sabáticos, Pablo argumentó a partir de las Escrituras, explicando y demostrando que el Mesías debía sufrir y resucitar de los muertos. Entonces anunció a Jesús, presentando la historia de su nacimiento, su vida, su muerte y su resurrección. Y finalmente los puso en paralelo, identificando al Jesús de esta historia con el Cristo de las Escrituras, y diciendo: ‘El Mesías no es otro que Jesús, a quien yo os anuncio’ (17:3, BLP). Los judíos incrédulos comenzaron de inmediato una revuelta, y los misioneros debieron ser sacados de la ciudad a escondidas durante la noche. Se dirigieron entonces a Berea. Lucas nos dice de inmediato que los de Berea tenían una actitud mental más abierta que los de Tesalónica, y que examinaban a diario las Escrituras para ver si lo que Pablo decía era verdad.

Un aspecto particular de la misión tanto a los tesalonicenses como a los bereanos es su actitud responsable hacia las Escrituras. En Tesalónica Pablo razonó, explicó, demostró, proclamó y persuadió, en tanto que los judíos en Berea examinaron diligentemente las Escrituras. Como escribió Bengel: ‘Una característica de la verdadera religión es que se permite a sí misma ser examinada’.

Para continuar leyendo: Hechos 17:1–4, 10–11


Stott, J. (2013). Toda la Biblia en un año: Reflexiones diarias Desde Génesis hasta Apocalipsis. (A. Powell, Ed. Y Trad.) (1° ed., p. 166). Buenos Aires: Certeza Argentina.

En línea

Verás, el mundo se divide en dos categorias. Los que tienen el revolver cargado y los que cavan.

Tú cavas.