Comunidad 100% Cristiana

Autor Tema: La Bandera de la Comunidad Europea  (Leído 1038 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado Ğeγ©e®

  • Administrador
  • *
  • Mensajes: 9,028
  • Reputation: +230/-1
  • Sexo: Masculino
  • Perú para XTO
    • geycer
    • D'CRISTO
    • Email
La Bandera de la Comunidad Europea
« en: Sábado 05 de Nov, 2005, 12:06:37 pm »

La Unidad Europea desde el punto de vista profético es de gran importancia. Por tal motivo es de gran interes estudiar el comportamiento de esta organización, en este estudio deseo mostrar cuál es el origen de la bandera de esta organización.

ARSÈNE HEITZ, EL DISEÑADOR DE LA BANDERA

Alguien podría sospechar que practicamos la amalgama o nos hundimos en un delirio interpretativo. En absoluto. Cedamos si no la palabra al abate Pierre Caillon. Debemos al capellán del Hospital de Cluny , C. Sauteur, la publicación de una memoria en la que se relatan las diversas peripecias que condujeron a la adopción de esta bandera estrellada por el Consejo de Europa el 8 de diciembre de 1955, festividad de la Inmaculada Concepción (como debe ser [¿comme il se doit?]). Este sacerdote cuenta que siendo seminarista se encontró por casualidad con Arsène Heitz ante el Carmelo de Lisieux (como debe ser, también ahora [¿comme il se doit, toujours et encore?]), y que le dijo: «Me han pedido que diseñe la bandera de Europa.


Súbitamente, me ha surgido la idea de poner las doce estrellas de la Medalla Milagrosa de la calle del Bac sobre fondo azul, el color de la Virgen Santa». P. Caillon volverá a encontrarse con este diseñador alsaciano en su casa del número 24 de la calle de l'Yser, Estrasburgo, en enero de 1989. Prosigue: «A Arsène Heitz le encantaba contar su proeza: ¡haber diseñado la bandera de Europa y haber hecho de ella la Bandera de la Santa Virgen!».


El director del Servicio de Prensa del Consejo de Europa, Sr. Lévy, tenía el encargo de llevar a buen puerto este proyecto. Contactó con un artista llamado Arsène Heitz. «Los dos eran buenos católicos», escribe P. Caillon. Y continúa: «Como es lógico, había que evitar el evocar la significación religiosa de las doce estrellas y del fondo azul, en virtud de la sacro-santa laicidad» (texto escrito en 1995). Las discusiones tuvieron lugar en el seno del Consejo de Europa (¡al que en ningún momento de la Historia han conformado doce naciones!) entre 1949 y 1955. Hubo 101 proyectos. En 1950 había sido propuesta una bandera con un círculo amarillo, una cruz roja sobreimpresionada sobre fondo azul y una « E » mayúscula sobre fondo blanco. Es digna de recordar la broma de Paul Reynaud: «¡Si parecen unos calzoncillos puestos a secar sobre un prado!». El proyecto fue abandonado. Se propuso también una bandera con ocho anillos entrelazados. Un diplomático italiano dejó caer ciertos comentarios viperinos: «¡Dan ganas de marcar un número de teléfono!». Al fin se volvió a las estrellas y fue el alsaciano A. Heitz el que impuso el inamovible número de doce y decidió sobre su tamaño y su disposición sobre la corona. El proyecto fue presentado de la manera siguiente, en una jerga de lo más heráldica: una bandera «sobre cuyo fondo azul del cielo de Occidente, las estrellas de oro
representan a los pueblos de Europa y forman un círculo en señal de unión». Aquel 8 diciembre de 1955, el propio yerno de Paul Claudel dio un codazo al buen católico del Sr. Lévy diciéndole: «¡Pero si hoy es la fiesta de la Inmaculada Concepción!». Dejemos finalmente la palabra al abate P. Caillon : «El Sr. Lévy estaba secretamente conforme en hacer prosperar discretamente el proyecto del Sr. Heitz salvando las apariencias, a fin de respetar la neutralidad más absoluta. Y a pesar de que entraron en concurso más de cien proyectos, fue la Bandera de la Virgen Santa la que triunfó en el último momento. Y el triunfo se produjo casualmente el 8 de diciembre sin que nadie hubiese podido buscar esta divina coincidencia. La bandera de Europa es verdaderamente la Bandera de Nuestra Señora, Reina de la Paz» (sic). Se sabe también que Robert Schuman y Konrad Adenauer rezaron juntos en la catedral de Estrasburgo ante la imagen de la Virgen Inmaculada, coronada con doce estrellas, antes de defender el proyecto ante el
Consejo de Europa. El 8 de diciembre de 1955 esta bandera será unanimemente adoptada por el Consejo de Europa. En el número 79 del «Strasbourg Magazine», página 6, puede leerse la siguiente conclusión: «pero sólo fue el 21 octobre 1956 cuando flameó por primera vez en un edificio público (sic): en el pináculo de nuestra catedral, evidentemente» (artículo firmado por Jacques Granier).


En una preciosa vidriera de la Catedral de Estrasburgo aparece la Virgen María bajo una corona de 12 estrellas amarillas sobre fondo azul. Esta hermosa vidriera, que inspiró la bandera europea, puede verse en Non Praevalebunt, web asociada a E-Cristians, publica un debate informal donde se explica la historia cristiana de este símbolo europeo. Que la historia es cristiana lo admiten incluso en la web de la Federación Nacional francesa de Libre Pensamiento, donde explican cómo se inspiró el diseñador católico Arsène Heitz: "Me han pedido que diseñe la bandera de Europa. Súbitamente, me ha surgido la idea de poner las doce estrellas de la Medalla Milagrosa de la calle del Bac sobre fondo azul, el color de la Virgen Santa». Las discusiones tuvieron lugar en el seno del Consejo de Europa (¡al que en ningún momento de la Historia han conformado doce naciones!) entre 1949 y 1955. Hubo 101 proyectos. Según un articulista librepensador francés "se sabe también que Robert Schuman y Konrad Adenauer rezaron juntos en la catedral de Estrasburgo ante la imagen de la Virgen Inmaculada, coronada con doce estrellas, antes de defender el proyecto ante el Consejo de Europa.". Se aprobó el día de la Inmaculada y el 21 de octubre de 1956 flameó por primera vez en un edificio público: en la catedral de Estrasburgo.



El origén de esta bandera es completamente idólatra, aspecto importante a meditar con respecto a la futura propuesta de la Iglesia Apostólica Romana como la unica religión reconocida dentro de la Unidad Europea.

Palomita

  • Visitante
Re: La Bandera de la Comunidad Europea
« Respuesta #1 en: Sábado 05 de Nov, 2005, 14:44:44 pm »
Esto es interesante, se presta a muchas cosas, más teniendo en cuenta q la Comunidad Ecuménica Europea está en el ojo de los cristianos ya que de ella deberái renacer el Nuevo Imperio Romano Reformado, con alianzas como estás estamos muy cerca, pero muy cerca de los tiempos finales quizá, pero mientras tanto seguimos avanzado  :walk: y orando  :5grouphug: para que Dios nos bendiga y podamos seguir conquistado y cautivando corazones en el Señor  :notworthy: